How long, O Lord, how long?

How long until our fury rises and we say, No More! How long until we end the scourge of gun violence in our land?

Our hearts break yet again, as they have so many times before. Two mass shootings in one weekend. Four in eight days. This time Latino people were targeted in El Paso. We ache with our brothers and sisters there and everywhere, especially in the Latino congregations in our own diocese. God bless them with hope as they mourn in this time of increasing fear. And God grant us all the grace, the courage and the strength to work together to say no to the white supremacist rhetoric that fuels angry, young, white men in taking up arms against our neighbors.

O Lord, hear our prayer.

¿Hasta cuándo Señor? ¿Hasta cuándo? Cuánto falta hasta que llenos de ira digamos: ¡Basta ya! ¿Cuánto falta para que terminemos con el flagelo de la violencia armada en nuestro país?

Una vez más nuestros corazones se quebrantan, como tantas otras veces. Dos tiroteos masivos en un fin de semana. Cuatro en ocho días. Esta vez los latinos fueron atacados en El Paso. Nos condolemos con nuestros hermanos y hermanas allí, y en todas partes, especialmente en las congregaciones latinas en nuestra propia diócesis. Dios los bendiga con esperanza ahora en que están lamentándose en esta época de creciente temor. Y Dios nos conceda toda la gracia, el valor y la fuerza para trabajar juntos para decir no a la ideología supremacista blanca que alienta a los jóvenes blancos a tomar las armas contra nuestro prójimo.

¡Oh Señor! Escucha nuestra oración.

Categories: Notes & News